Nacionales

Caso Marset: Abogado denuncia que plantaron evidencias a suboficial de Interpol

El abogado César Bóveda señaló que autoridades de Interpol Paraguay “plantaron evidencias” para inculpar a su defendido, el suboficial Kevin Montiel (22), uno de los sospechosos de dar de baja la notificación roja de Gianina García Troche, esposa del confeso narcotraficante Sebastián Marset.

En comunicación con radio Monumental 1080, Bóveda se refirió a las carpetas que encontraron en el casillero del suboficial Montiel, que contenían documentos ligados al caso Marset, que según su versión, fueron puestos adrede para despistar a los investigadores.

“Él dijo que desconocía totalmente sobre esos documentos, solamente se enteró en la audiencia (menciona que le plantaron la evidencia)”, dijo el abogado.

Las evidencias que fueron halladas en el casillero del suboficial Kevin Montiel en Interpol, según la Fiscalía.

En la teoría del profesional del derecho, se está ante un hecho de manipulación para que la lupa de los intervinientes vaya hacia su cliente, que es el de menor rango dentro de la institución y salvar a los verdaderos responsables.

“Es muy fácil plantar evidencia, él apenas tiene 22 años y es el último en la jerarquía de los funcionarios”, agregó.

El suboficial Kevin Montiel declaró el viernes ante las fiscalas Ruth Benítez e Irma Llano, que están al frente de la investigación, contando todos los detalles, pero con temor de sindicar a los responsables.

“Me di cuenta de que tiene temor de sindicar (por Kevin). Habló de los superiores encargados de las oficinas pertinentes, pero sin señalarlos. Mencionó que el sistema es vulnerable y que cualquiera lo podía hacer. En la misma computadora podía venir a sentarse otro y realizar todas las actividades”, recalcó el abogado.

La compra del automóvil

Otro de los hechos que incriminan al suboficial Montiel es la compra de un vehículo de la marca Toyota, que se dio cinco días después de haberse dado de baja la notificación roja de la esposa de Marset, en julio de este año.

La fiscala Benítez ordenó que se incaute del automóvil y refirió que la compra se efectuó al contado, por lo que el uniformado pagó G. 30 millones, sospechando que lo habría hecho con el dinero obtenido para borrar temporalmente el código rojo.

Sin embargo, su abogado sostiene que el suboficial se endeudó para proceder a la compra del vehículo.

“Él dijo que hizo un préstamo de una cooperativa de G. 9.000.000, de un banco por G. 15.000.000 y comentó que fuera de sus actividades compraba artículos electrónicos para vender. Ya con anterioridad venía viendo vehículos para comprar”, señaló.ÚH
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!