Nacionales

Director ubica hijo y clan Alliana eleva ingresos a casi G. 100 millones

El director de la Unidad Operativa de Contrataciones de Cámara Baja, Ricardo Vaesken Ferrer, fue beneficiado con el ingreso sin concurso y con un jugoso salario de uno de sus hijos, de nombre Ricardo Alessandro Vaesken. Y como si a Diputados le faltara funcionarios, el clan liderado por el vicepresidente de la República, Pedro Alliana, también se benefició de esta vieja práctica de beneficiar con jugosos salarios a miembros familiares con el nombramiento directo de Montserrat Alliana Encina, quien ingresó en setiembre de este año al Ministerio de Justicia, pero ahora le inventaron una Coordinación en la Cámara Baja con un ingreso de más de G.18 millones, igual o más a lo que gana un director.

La Cámara de la vergüenza resuena con más fuerza conforme llegan las fiestas de Navidad y Año Nuevo, dado que aún con un alto índice de desempleo, no todas las familias paraguayas tendrán entre sus miembros a privilegiados que ganan millones, sin concurso y por el solo hecho de ser pariente de un alto funcionario o autoridad de turno. Nuevamente, un director de la Cámara Baja aprovecha sus contactos para meter a un pariente directo sin concurso alguno sin que ninguna alerta llame a la atención a la Cámara dirigida por el diputado Raúl Latorre. Ricardo Vaesken Ferrer, director de la UOC, ahora tiene como subordinado a su hijo, quien ingresó el 22 de setiembre de 2023 sin concurso alguno y ya figura como funcionario nombrado, con un ingreso que totaliza G. 9.017.700, entre sueldo, bonificaciones y remuneración extraordinaria. De acuerdo con los datos, el joven cuenta con 24 años, su cargo es de “Técnico” (sic) y no cuenta con título. Un dato no menor, está afiliado al Partido Colorado. Pero el beneficio principal de esta familia no viene por supuesto del joven “Ricardito”, sino de su padre, quien fuera director de Recursos Humanos ingresó y tiene un ingreso que totaliza G. 29.184.600 sumando sueldo, gastos de representación y bonificaciones.

Clan de Alliana. El vicepresidente es para muchos quien maneja los hilos del poder desde el Ejecutivo dada su fuerte influencia en la Cámara. Su esposa es la diputada Fabiana Souto, quien fue suplente en la banca de Ñeembucú, pero tras ser designado el diputado Luis Benítez para asumir como director general en la EBY, Souto quedó como titular.

Sumado el ingreso de Alliana, quien gana en la vicepresidencia G.32 millones, y la dieta más gastos de representación por parte de la diputada asciende a G.37.076.740. A ello, se debe añadir el ingreso de la hija del vicepresidente, quien con este gobierno rápidamente logró un nombramiento en el Ministerio de Justicia. Se trata de Montserrat Alliana, con un salario de G. 6.100.000, pero meteóricamente en octubre su ingreso se elevó a más G. 18.274.300 al ser comisionada como “coordinadora de Liquidación de Personal” de la Cámara de Diputados. La joven expone en redes la defensa de tesina de la Universidad de San Sebastián. Sumado, los tres ingresos de la familia asciende a G.88 millones lo cual casi se duplicaría con el aguinaldo.
#ÚH
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!