Nacionales

Joven Intoxicada en Ñemby: “Salió que tengo humo en mi pulmón”

Después de seis días, para la tranquilidad de los vecinos del barrio Rincón de Ñemby, se retiraron los desechos del balde que contenía fosfina, un químico que mandó al hospital a un total de 10 personas.

Alejandra Cañete (23), vive a media cuadra de donde se produjo la explosión del químico, pero ella justo llegó hasta la despensa, a escasos metros del baldío.

Andrea Cañete, una de las intoxicadas por fosfina en Ñemby.

El fuerte olor a ajo le pareció raro, pero terminó su compra y se fue a su casa. Enseguida después ya empezó el fuerte dolor de cabeza sin saber por qué.

“Yo no sabía lo que pasó, solo se olía un fuerte olor, como ajo o algo así. Después ya me sentí muy mal”, comentó a EXTRA la joven.

Pero lo que más le preocupa es que quedó con secuelas tras intoxicarse.

“Salió que tengo como manchas del humo, una secuela que quedó en mi pulmón”, contó la joven.

Se quejó de que tuvo muchos gastos ya que en el nosocomio no había los medicamentos que ella necesitaba. Cuatro clases de remedios que le alcanzó más de G. 250.000.

Alejandra dijo que si camina mucho, se agita y que sigue con dolores en su costado.

Enojados

Gladys Paniagua (40) volvía de llevarle a su hija del trabajo cuando escuchó un fuerte ruido. En principio pensó que era una garrafa. Ella vive justo frente al lugar del siniestro.

“Yo sentía que todo me latía, mi cabeza me dolía muchísimo y mis ojos me comenzaron a arder. Mi hijo de 7 años fue el más afectado porque comenzó a sangrarle la nariz”, comentó.

La hija de 17 años de doña Karina Estigarribia también se internó con síntomas de intoxicación. “Los dueños dicen que inventamos, ¿quién piko va a querer estar en el hospital tres días?”, expresó indignada.

“Queremos que los dueños se hagan cargo de nuestro gastos”, indicaron.

Lamentaron también que la familia en cuestión no se haya acercado hasta ellas para preguntar sobre su salud.

“Se hacen nomás”

La dueña de la casa, quien se identificó como Zulma, aseguró “que todo fue inventado” y que sus vecinos “fingen” malestar para que le cierren su bodega.

“Ya se les explicó que no tienen consecuencias graves, pero ellos hasta ahora se sienten mal supuestamente ¡Y nada qué ver!. Ellos se hacen nomás ya”, expresó.

En medio de la confusión del siniestro, corrió la versión de que un reciclador falleció tras tocar el químico. Aclaró que el reciclador era su abuelo, pero falleció hace dos años, pero no por tocar la fosfina.

“Hace muchísimo, 20 años por ahí, acá era como Cateura, un basural. Y ahí mi abuelo encontró ese balde y guardó bajo el techo. Toda la vida estuvo ahí guardado. ¿Dónde íbamos a saber qué era? Si estaba todo cerrado. El jueves nosotros limpiamos y sacamos afuera, ahí empezó el problema, porque llovió y el químico se activó”, explicó.

La joven reiteró que no tenían conocimiento del contenido del envase.

El Ministerio Público investiga si es un hecho punibles contra el Medio Ambiente, cometido por la familia propietaria de los elementos químicos.

Retiran balde que tenía el químico

El abogado Hugo Barrientos, director general de Asuntos Jurídicos de Senave, explicó a EXTRA que el sábado se procedió a realizar una “neutralización”, que consistió en combinar con otros químicos para que la fosfina ya no sea peligrosa.

“Es un químico que se utiliza en ambientes cerrados para el control de plagas (como gorgojos), en silos que guarden granos de soja o cosas así. Pero la presentación que tenían ya no se usa, es de hace más de 30 años por ahí”, explicó el funcionario.

Barrientos indicó que se procedió a tapar todo el terreno con arena, pero solo para la tranquilidad de los vecinos, “para evitar la psicosis”
#VIA_EXTRA
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!