Nacionales

Se viene el cambio de hora y tu cuerpo lo va a saber y sentir

Este domingo, los relojes se atrasarán una hora, y aunque tengamos más tiempo para descansar, muchas personas padecen este cambio.

Los “efectos secundarios” más frecuentes de un cambio de horario pueden ser la disminución sutil en los niveles de energía, cambios en el estado de ánimo sin motivo aparente y cambios en el sueño.

El principal factor es la oscuridad, presente tanto por la mañana como por la tarde. El cuerpo y la mente por la mañana deben ponerse en marcha estando aún un poco oscuro, y esto de por sí ya es un gran esfuerzo. Pero, además, en algunos casos, dependiendo del horario de trabajo, salís de casa cuando todavía está oscuro y cuando volvés ya es de noche o prácticamente, habiendo perdido por completo las horas de sol.

Pero también puede afectar al área emocional y motivacional del ser humano. Por ejemplo, pueden hacer menos reuniones con amigos, que dejemos de hacer el deporte que hacíamos antes (porque ya es oscuro).

Prepararse

El desfase de horario es un trastorno que nos afecta cuando nuestro reloj interno tarda en adaptarse a un nuevo horario. Para adquirir un nuevo hábito se tarda 21 días aproximadamente, según explicó la psicóloga clínica Silvia Meza.

“Es mejor pensar que es momentáneo. La capacidad que tengamos de adaptación tiene que ser clave. Pensar en que ahora, vamos a dormir una hora más, es algo positivo, por ejemplo. Y en el caso del ejercicio, se puede hacer una pequeña rutina dentro de casa o ir al gimnasio, en vez de ir a caminar”, indicó.

En la alimentación

El cambio de estación también impacta sobre las personas, en los aspectos inmunológico, metabólico y emocional, según indicó el nutricionista Antonio Danei.

“La alimentación en otoño, como durante todo el año, debe otorgar al organismo los nutrientes que necesita para funcionar bien. Con el descenso de la temperatura ambiental, las personas sienten la necesidad de ingerir alimentos más cálidos”, expresó. Recomendó reducir o evitar las bebidas azucaradas y gaseosas. “Tener especial cuidado con los alimentos de repostería, que suelen ser muy requeridos en climas más frescos”, he’i.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en otoño, es que algunas alergias se acentúan. El cambio de tiempo puede afectar a algunas personas y es importante el cuidado del sistema inmunológico.

Es ideal una dieta balanceada, rica en frutas y verduras.

“Lácteos, cereales integrales, grasas de buena calidad como el del aceite de oliva y el aguacate, y grasas omega 3 de los pescados son ideales para promover un fortalecimiento de las defensas
#UH
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!