Nacionales

Entre dengue y agobiados por el calor, esperan atención en Hospital de Luque

Pacientes no solo deben soportar los efectos de la enfermedad, sino también alta temperatura ante acondicionadores insuficientes en el servicio. Asegura que trabajan para solucionar el drama.

A fuego lento. El espacio donde entregan los resultados de los estudios para determinar la presencia del virus del dengue y otras enfermedades en el Hospital General de Luque resulta pequeño para la cantidad de personas.

Los rostros dan señales de agobio y cansancio. La expresión no es por el posible resultado, sino por el calor que se siente en dicho espacio.

“No se puede aguantar así”, “Hace rato que estamos esperando”, “Demasiado calor hace y hay demasiadas personas”. “¿Cómo lo que nos pueden tener así?”. Era la variada queja en coro.

Mientras los usuarios esperaban, un ventilador de techo realizaba la titánica tarea de disipar la sensación térmica de 35 grados que se sentía a esa hora de la mañana.

Otro grupo de personas se apiñaban cerca de la puerta de donde se hacía la extracción de las muestras para los análisis. Desde adentro llegaba el fresco aire hasta el caluroso pasillo.

En el otro bloque, en el abarrotado sector de consultorio externo, el aire acondicionado no alcanzaba a refrescar el largo pasillo.

Abanicos, carpetas y hasta la palma de la mano servía para disuadir por unos segundos al azote mercurial de enero.

Situación. El domingo familiares de pacientes denunciaron que el aire acondicionado donde estaban internados sus pacientes no estaba en funcionamiento.

El director del hospital, doctor Luis Verón Viera, comentó que el problema del fin de semana ocurrió porque se quemaron dos llaves termomagnéticas a causa del uso continuo de aparatos a menos de la temperatura recomendada, según dijo.

Ayer, en el área de maternidad, persistía el problema, ya que se habían quemado unos cables del sistema y debían reemplazarlos.

Viera mencionó que esta semana se estará instalando un aparato de aire acondicionado en la zona de laboratorios.

También está previsto en la zona de pediatría y en un lugar más. Todos serán de 60.000 BTU. Estos aparatos se conseguirían a través de la ayuda de facultades privadas, según adelantó.

En los tres meses que lleva al frente de la administración, colocaron entre 30 y 40 acondicionadores de aire, detalló.

“Estamos trabajando a full, estamos buscando ayuda, recursos, tratando de solucionar todo. Pero creo que con la refrigeración en este hospital estamos bien”.

Desde el 30 de diciembre hasta la semana pasada, en Luque registraron aumento de cuadros febriles. De 300 pasaron a 1.300. De 30 casos confirmados de dengue, llegaron a 135, detalló el director del hospital.

Se queman algunos cables y eso vamos reponiendo. Pero cuando pasa, se quedan sin aire algunas horas. Luis Verón Viera, director Hospital Luque.
Adolfo Benítez, barrio Mora Cué..jpg
Siempre vengo a consultar y el aire nunca funcionó. Los ventiladores apenas alcanzan a soplar para tres o cuatro personas. Adolfo Benítez, barrio Mora Cué.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!