Nacionales

Perros salvan a dos hombres de ser comidos por yaguareté

Alto Paraguay: Pinki y Morena se volvieron los héroes de la historia. Productores estuvieron a punto de morir, pero los firulais no se achicaron.

Estaba a punto de oscurecer y los animales que fueron llevados a pastar volvieron al establecimiento de don Teodoro Cuellar (54). Sin embargo, al productor le llamó bastante la atención que una de sus vacas haya regresado sin su ternerito recién nacido.

Teodoro y Roberto Ramírez (60), su “compa”, como lo llama él, fueron a vichear si la vaquita se perdió.

Acompañados de Pinki y Morena, sus fieles perros, llegaron hasta el lugar donde vieron que el animalito estaba siendo devorado por un yaguareté.

Sin poder siquiera reaccionar, el furioso felino se abalanzó sobre Roberto y al ver que Teodoro intentó ayudarlo, también le saltó y casi les mató. Sin embargo, gracias a los perros, ambos amigos vivieron para contar la experiencia más traumática de sus vidas, según dijeron.

El ataque ocurrió alrededor de las 19:50 del miércoles último, en la Colonia Puerto Guaraní, departamento de Alto Paraguay

En contacto con EXTRA, Teodoro dijo el yaguareté se enojó porque interrumpieron su banquete.

“Mis perros le estaban rastreando y les siguieron al encontrar sus huellas. Nosotros no sabíamos que era yaguareté”, he’i.

Relató: “Escuchamos los ladridos de los perros y nos fuimos a ver y encontramos que era yaguareté. Llegamos y ahí de repente le atacó a mi compa, le atropelló, le echó, se sentó encima de él y le mordió la mano”.

Teodoro intentó defenderlo, estaba armado, pero no pudo disparar.

El felino se dio cuenta de sus intenciones y también lo atacó.

“Me preparé como para atropellarle y ahí me abrazó, me clavó con sus dientes en la espalda, pecho y la cabeza”. Al ver que Teodoro estaba siendo sometido, Pinki y Morena se abalanzaron sobre el feroz animal y le mordieron en las costillas y soltó a su presa humana. Los firulais puro corazón le hicieron correr al yaguareté, que logró escapar en el monte.

Alerta

Pobladores están muy preocupados

Los yaguaretés buscan qué comer. A veces secuestran ovejas, gallinas, vaquillas, incluso son capaces de devorar perros, según manifestó el afectado a EXTRA.

Los pobladores de la zona se mantienen en alerta porque son muchos los perjudicados. Esta vez, el perjuicio es de G. 2.500.000.

A Teodoro le suturaron las heridas con 5 puntos en la cabeza y pecho y 2 puntos en el antebrazo, y a Roberto le suturaron las heridas con 8 puntos.

Destruyeron su hábitat

Teodoro contó que estos animales suelen manejarse en grupo de tres, pero esta vez el yaguareté estaba solo.

Mencionó además que cada vez más los felinos se acercan en las zonas pobladas, debido a que están destruyendo su hábitat natural.

El miedo es que empiecen a atacar a niños
#VIA_EXTRA
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!