Nacionales

Caso Renato: La familia pide a la Corte realizar una auditoría

La familia de Renato Rojas Talavera, el niño que falleció en el sanatorio Migone en el 2019, a causa de una presunta negligencia médica solicitó a la Corte Suprema de Justicia realizar una auditoría sobre la causa.

Los abogados Juan Martín Barba Recalde y Rodrigo Hidalgo Cuevas, emitieron una nota al presidente de la Corte Suprema de Justicia, César Manuel Diesel, en la cual le solicitan que ordene la realización de una auditoría de gestión de respuesta inmediata en la causa de Renato Rojas Talavera, en la cual se investiga a cuatro médicos del sanatorio Migone por omisión de auxilio, homicidio culposo y abandono.

Según explican, el motivo del pedido obedece a que el desarrollo procesal en la misma se ha visto en innumerables ocasiones interrumpida “por las constantes chicanas planteadas por los abogados de los imputados en forma dolosa, reiterativa, y sistemática con la complicidad y beneplácito de dos fiscales adjuntos e incluso jueces que han creado las condiciones propicias tendientes a lograr la prescripción de la causa”.

Los abogados denuncian el “manejo malintencionado de las partes en el proceso a los efectos de que por medio de una auditoria se esclarezcan estos hechos y se sancionen ejemplarmente a los responsables por el ejercicio abusivo y distorsionado del Derecho y se los declare litigantes de mala fe”.

Así como también se apliquen las sanciones disciplinarias, pecuniarias y de otra índole pertinentes debido a estos manejos desvergonzados con los cuales están procediendo.

“Repetimos todo ello tendiente a lograr la prescripción de la causa mencionada y la consecuente impunidad para todos los acusados”, expresaron.

Por último, mencionan que es importante recordar que la vida de un niño inocente e indefenso fue cegada el 20 de agosto del 2019 (hace más de cuatro años) en que su madre buscó atención médica para el mismo en el sanatorio Migone.

“Institución que en complicidad de los cuatro médicos acusados se desentendieron de los desesperados pedidos de asistencia y auxilio para que atiendan a su hijo Renato”, agregan.

Mencionan, que incluso los médicos “se burlaron” de los pedidos de asistencia de la madre y hoy esos mismos médicos “se están valiendo de todo tipo de artimañas para conseguir salir impunes del caso y no llegar a afrontar y ser debidamente juzgados por los hechos que han cometido.

La familia cree que Renato murió a causa de un medicamento

Según los antecedentes del caso, Renato Rojas, de 2 años, ingresó al sanatorio en cuestión a las 08:10, del 20 de agosto de 2019, junto a su madre Macarena, y Mirna López (niñera) para su atención médica, ya que presentaba cuadro febril y tos. Pero, tras algunas supuestas complicaciones, perdió la vida.

Los familiares habían denunciado supuestas irregularidades en la asistencia del paciente, quien ingresó al servicio de Urgencias y creen que un medicamento que le fue aplicado hizo que se descompensara y muriera. Además denunciaron falta de profesionalismo de médicos y de insumos básicos.

La médica Laura Sena había asegurado que el niño no murió por omisión de auxilio, sino por una cardiopatía, sumada a una bronconeumonía.

De igual manera, indicó que una vez que el menor ingresó a la Urgencia fue rápidamente atendido y cuando empezó a empeorar, ella fue a asistirlo.

Los médicos imputados por el caso son María de Fátima Ausfeld, José Manuel Ovando, Óscar Feliciano Cabrera Román y Laura Andrea Sena Figueredo.
#ÚH
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!