Locales

Solitician descuentos a concejales que dejaron sin quorum sesión de la junta para ir a desayunar

Concejales de Caaguazú faltan el respeto a toda la ciudadanía, no asisten al único día de sesión por lo que se les paga 3.875.000 gs. por cada sesión, y otros se dan el lujo, para colmo, de abandonar el recinto por caprichos políticos, dejando a comisiones vecinales esperando, y cuestiones importantes sin resolver. Cabe destacar que cada edil cobra la suma de 15.500.000 gs. mensualmente, por las cuatro sesiones de los días lunes, cuyo monto asciende a 3.875.000 gs. por asistir cada lunes a la sesión ordinaria de la «Honorable Junta Municipal de Caaguazú».

Esta desfachatez se observó en la jornada de este lunes, donde el presidente de la Junta Municipal, Francisco Medina Zarate (PLRA), no asistió al único día de sesión ordinaria de esta semana. Según explicó Medina en una conversación telefónica con Caaguazú Noticias Radio, por cuestiones personales ya no pudo llegar a tiempo a la reunión, lo que no justifica su ausencia, tampoco lo justificó con antelación como corresponde (en tiempo y forma).

En este caso, el encargado de presidir la sesión sería Nitder Ovelar (ANR), vice presidente electo, colorado, pero que no tiene el respaldo de la bancada de su partido, quienes aparentemente decidieron que cuando él se encargara de desarrollar la sesión, harían el vacio, pese a los temas que tratar y a las comisiones que acudan.

Lamentablemente este lunes así lo hicieron, marcaron la asistencia en el libro de actas, y al ser comunicados que Francisco Medina no llegaría, se levantaron y abandonaron el trabajo que la ciudadanía le está pagando y por lo que les votaron, haciendo prioridad de los caprichos políticos del grupo de cuatro concejales colorados.

Empeorando la situación, el grupo de cuatro concejales colorados, Ernan Ayala, Hugo Samudio, Raquel Trinidad de Peralta, Osvaldo Ibáñez, dejaron de lado a los ciudadanos que necesitaban ser escuchados y esperaban respuestas en el pasillo de la junta, pero los concejales decidieron ir a desayunar en un copetín de la esquina de la Municipalidad, dejando a todos boquiabiertos e indignados.

EL PRESIDENTE TAMPOCO JUSTIFICÓ: Francisco Medina, trató de justificarse, pero para recordar, los ediles ganan más de 15.500.000 gs. al mes, y solo los lunes tienen sesiones y ni a la tarde, ni al día siguiente son suficiente una presencia, más que la hora y el momento en donde todos deberían estar «para no hacer lugar al cobro indebido de honorarios».

Los concejales ausentes no son dignos, no representan a la gente que les votaron, se ríen en la cara de los ciudadanos, más de aquellos que vienen de barrios y compañías alejadas, que con esperanzas de que sean escuchados, dejaron sus viviendas, sus trabajos, sus familias, PERO LAMENTABLEMENTE LOS CAPRICHOS POLÍTICOS SON MÁS IMPORTANTES QUE LA CIUDADANÍA QUE LES ELIGEN Y LES PAGA.

A los datos que se accedió la concejal Raquel Alvarenga (ANR) presentó permiso por reposo médico por cuestiones de salud, así también Ricardo Rios (PLRA) lo realizaron con anticipación.

El concejal, Wilfrido Martínez (PLRA), expuso a los medios de prensa ante el bochornoso actuar de los ediles, que en forma particular considera una falta de respeto total hacia la ciudadanía.

El vice presidente de la Junta, Nitder Ovelar, ante el masivo abandono de sus correligionarios colorados, tuvo que levantar la sesión por falta de qourum y dejó constancia que los ediles firmaron la asistencia y luego se retiraron, pero aún así continuó recibiendo a las comisiones entre los concejales presentes, cuales son; Emilio Zárate, Lourdes Cañete, Gilberto Almada, Wilfrido Martínez, y Nitder Ovelar.

Nitder Ovelar, en su carácter de presidente interino, recomendó vía nota al ejecutivo municipal, en adoptar los descuentos correspondientes a los concejales que se ausentaron en la sesión de hoy, comunicándo que cuatro de ellos se presentaron y firmaron el libro de actas dando su asistencia, pero retirándose del recinto, desobedeciendo lo dispuesto por el Reglamento Interno del Consejo Legislativo.

Ahora se espera que se cumplan los reglamentos de la Junta Municipal y éticamente sean también sancionados los ediles que toman la representación ciudadana como un capricho personal y político, que nada tiene que ver con las necesidades de la ciudadanía. En lo mínimo se les debería descontar los días que no trabajan, por que la ciudadanía caaguaceña no tiene por qué pagar a los raboneros, que se burlan de la gente que les eligió.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!