Nacionales

Primera condena al tipo que abusaba a través del Free Fire

Regalaba diamantes a los chicos y chateaba con ellos. Víctimas son tres niños de 5, 7 y 10 años: creen que hubo más.

Carlos Alberto Santos Espínola (30) fue condenado a 6 años de cárcel, luego de ser hallado culpable por los hechos punibles de pornografía relativa a niños y adolescentes y abuso por medios tecnológicos.

El hombre vivía en Capiatá y se dedicaba a vender diamantes para el conocido juego en línea “Free Fire” entre otras cosas, en su casa, donde se aprovechaba de los niños que iban como para comprar esas ñembo joyas (que serían como tener más vida y poder en el juego).

La fiscala Ruth Benítez dijo a EXTRA que después de muchos inconvenientes por fin lograron la condena del hombre, quien por ser hermano de un policía desapareció hasta evidencias desde los juzgados, pero a pesar de todo eso, se logró hacer justicia.

Según explicó, en el 2020 Carlos Santos fue detenido en su casa, luego de que la mamá de la víctima de apenas 5 años denunciara el hecho.

Ya en la investigación, dos niños de 7 y 10 años, que eran amiguitos de la víctima principal, contaron a sus padres que el acusado en una ocasión les alzó en su auto y les llevó a dar una vuelta, pero en el trayecto les toqueteó y amenazó con tirarles del vehículo si se negaban al manoseo.

¿Cómo operaba?

Carlos tenía por el frente de su casa un letrero que decía que allí se vendían diamantes para juegos de Free Fire, conexiones a Netflix. Por medio de ese cartel, los niños iban a su casa con su platita en mano para comprar.

“Por medio de esto, el pedófilo contactó con el niño de 5 años del barrio, le hizo conversación hasta ganar su confianza diciéndole ‘yo te puedo regalar carga de diamante si vos aceptás un reto’. Este reto consistía en juegos sexuales”, contó la fiscal.

En su inocencia y las ganas de tener más diamantes gratis, las criaturas accedían.

El tipo conseguía el número de WhatsApp de la criatura (en ese tiempo era pandemia y los nenes tenían celulares para las clases virtuales). Pedía fotos de sus partes íntimas.

Luego hacía videollamada, donde el hombre se masturbaba primeramente y luego pedía a las criaturas que hagan lo mismo a cambio de los diamantes, que en ese entonces costaban G. 10.000 y servían para comprar autos, ropas entre otras cosas dentro del juego.

Según la agente del Ministerio Público, hubo más víctimas, pero las que se animaron a denunciar fueron tres mamás.}

Repartía fotos y videos

La fiscal indicó que el ahora condenado también compartía las fotos y los videos de los menores, incluso los vendía a otros pedófilos.

Abusó de su primito de 8 años

En Tobatí, un adolescente de 16 años fue imputado en el 2021 por abuso sexual en niños, luego de someter a su primito de apenas 8 años en un yuyal, mientras iban de la olería a la casa.

Según los datos, el abusador supuestamente ofreció al niño jugar el famoso juego Free Fire con su celular a cambio de abusar de él
#VIA_EXTRA
#CAAGUAZÚ_NOTICIAS_DIGITAL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!