NacionalesPoliciales

En Paraguay hay víctimas de trata reclutadas por su propia familia

“En nuestro país, se han identificado varios casos de trata de personas en los que los tratantes son los propios familiares de las víctimas”, advirtió la fiscala de la Unidad Especializada contra la Trata de Persona y Explotación Sexual, Carina Sánchez. En Paraguay se identificó que predominan específicamente la trata con fines de explotación sexual y laboral y en muchos casos, son los propios familiares los que se aprovechan de la confianza que genera el parentesco, para convencer a víctimas de aceptar el trabajo que ofrecen bajo engaños, detalló la fiscala.

Esta situación se identificó especialmente en los casos de trata con fines de explotación sexual internacional, donde la mayoría de víctimas son mujeres adultas. También se da casos en que son los propios padres los que entregan a sus hijos e hijas a otras personas “con la promesa de darle una mejor vida”, mediante un supuesto trabajo en las mejores condiciones. La realidad es que finalmente estos hijos e hijas terminan siendo víctimas de explotación laboral o sexual.

O incluso, son las madres las que inducen a sus hijas desde muy corta edad a ejercer la prostitución, a fin de contribuir a la economía familiar y se naturaliza esta práctica como un medio de subsistencia. En otros países, estos casos ya son conocidos con el término trata familiar, según un estudio de la Red de Consultores Expertos en Trata de Personas, expuesto en el 2021 por la Embajada de Estados Unidos.

El informe dice que “el traficante puede comenzar a preparar a la víctima a una edad temprana, utilizando su proximidad y su incapacidad… El traficante es un miembro de la familia en aproximadamente el 31% de los casos de tráfico sexual infantil”.

Es importante saber que cuando el miembro de la familia es el traficante y la explotación se normaliza, muchas veces tiende a extenderse esto por generaciones. “Si otro miembro de la familia se da cuenta de la explotación del niño, existe un fuerte incentivo para mirar hacia otro lado (no hacer nada) para proteger a la familia, tanto física como en reputación, de intervenciones externas”, expusieron.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

No puedes copiar el contenido de esta página.

error: Content is protected !!